Meditación

 

Meditación


Introducción

La meditación en el budismo no sólo se refiere a sentarse en el suelo, aunque ésta sea la imágen mas típica que tenemos de ella. En realidad Buda nunca usó la palabra "meditación" sino que utilizaba la palabra bhavana, que significa cultivar o entrenar la mente. Esto significa en primer lugar encontrar la disposición correcta para entender la realidad, y es algo que se debe instalar en la persona tanto tiempo como sea posible. De manera constante, nuestros sentidos -incluída la consciencia- son los procesos que funcionan sin pausa conformando lo que llamamos "yo".
No hay un "yo veo" sino que sólo hay un "ver". No hay un "yo pienso" sino que sólo hay un "pensar". Darse cuenta de la verdadera naturaleza de estos procesos ocurre mediante la observación y el entendimiento de lo que está surgiendo a través de los sentidos y de la mente.  Descubrir la verdadera naturaleza del mundo y de nosotros mismos supone también descubrir que todo está funcionando sin ningún propietario de lo que está ocurriendo. Meditar es algo que se puede hacer en cualquier situación en cuanto las circunstancias lo permiten.

 

En lo visto, sólo hay el ver,
en lo escuchado, sólo hay el escuchar,
en lo sentido, sólo hay el sentir,
en lo conocido, sólo hay el conocer.

Así verás que, de hecho,
no hay alguna cosa aquí,
y así, Bahiya, es cómo debes entrenarte tú mismo.

Así, Bahiya, para tí hay
en lo visto sólo el ver,
en lo escuchado sólo el escuchar,
en lo sentido sólo el sentir,
en lo conocido sólo el conocer,
verás que no hay alguna cosa aquí,
y por tanto verás que de hecho,
no hay ninguna cosa allí.

Tal como ves que no hay alguna cosa allí,
verás que por lo tanto,
tú no estás ni en el mundo de aquí,
ni en el mundo de allí,
ni en cualquier lugar entre los dos.
Esto por si mismo es el fin del sufrimiento.

 

 

___

Udana 1.10
Traducción Budismo.net.